¿Cómo ser un buen orador?

El deporte, concretamente el patinaje, siempre ha formado parte de mi vida personal pero también profesional. En varias ocasiones he podido presentar, como speaker, eventos y campeonatos de patinaje multitudinarios, en donde la oratoria y la comunicación no verbal han sido piezas fundamentales para desarrollar el trabajo. 

Por estas fechas, en las que se clausuran las temporadas deportivas, he presentado numerosas galas. En general, a pie de pista y con micrófono de mano. Pero también he narrado campeonatos por streaming, en los que estaba sentada y frente al campo de competición, o con patines y micro de diadema. Todos estos detalles son muy significativos porque pueden influir en tu expresión corporal y locución. No es lo mismo llevar algo en la mano que poderte mover libremente; un tipo de calzado o unos patines; estar frente al público o en un lateral. Todo influye y debes tenerlo perfectamente medido y estudiado antes de comenzar. 

Cinco consejos PARA LA BUENA ORATORIA

1.Preparar el discurso o temática que vayas a abordar (en el caso de las presentaciones deportivas los datos, clasificaciones, edad, clubes, etc. son muy importantes).

2.Ensayar previamente en casa (y ensayar alguna vez con la ropa que vayas a usar; ten en cuenta que a veces el micrófono puede molestarte según qué vestimenta lleves o que te pongas algo con lo que no vayas tan cómoda como pensabas). 

3.Conocer dónde presentarás o emitirás el discurso (interior, exterior) y de qué medios dispondrás (atril, micrófono de diadema, a “grito pelao”, etc.).

4.Acude antes al sitio para tener tiempo de examinar el espacio, buscar puntos de fuga en la mirada, realizar algún ensayo y prever necesidades. 

5.Ten siempre a mano una botella de agua y un bolígrafo, ya que a última hora siempre hay datos que cambiar.

¿Se te ocurre alguno más? Te leo en comentarios.

El deporte, un motor para los Gobiernos locales

Con la pandemia, las ciudades sufrieron una paralización de sus servicios públicos. Algunos Ayuntamientos optaron por retomar, paulatinamente, la actividad en sus instalaciones deportivas con las medidas de higiene y seguridad necesarias. Tanto la apertura como el cierre de polideportivos han sido motivo de debate.

Por ello hoy voy a resaltar todo lo que el deporte le ofrece a una ciudad y que, a veces, no se toma en consideración suficiente. 

El deporte es sinónimo de salud y cuanto más se practica en un municipio mayor es el índice de bienestar. Normalmente tendemos a pensar que lo que más aporta el deporte a una localidad es el reconocimiento asociado a las medallas y premios conseguidos por sus deportistas y clubes. Desde luego que este prestigio es un motivo de orgullo y una razón más para apostar por políticas de fomento del deporte. Pero aquellos Gobiernos locales que entienden que esto va más allá, desarrollan el deporte de base, invierten en mejorar y renovar constantemente sus equipamientos y alcanzan acuerdos con entidades para ayudar y contribuir al desarrollo y éxito deportivo. 

Por ello, el deporte es un motor de cambio y de desarrollo para las ciudades. Genera empleo, atrae empresas como sponsors, llena la restauración y ofrece una alternativa de ocio a la juventud, reduciendo la obesidad, los botellones y la delincuencia. Hay motivos más que suficientes para que el deporte sea “el ojito derecho” de cualquier institución.

¿Hay una buena comunicación interna en las agrupaciones políticas?

La comunicación interna en un partido político es un elemento fundamental para favorecer la unidad y la participación. Además de mejorar notablemente el ambiente del partido o de la agrupación, es útil para activar a los convencidos, movilizar a los simpatizantes y conseguir que todas las personas implicadas con nuestra marca política sean embajadores de ella y de sus mensajes. 

Este tipo de comunicación está, en muchos casos, algo desatendida. Sin embargo, en los meses más duros del confinamiento del 2020 quedó más que demostrada su eficiencia, convirtiéndose en un imprescindible para que los partidos políticos informasen a sus bases de su gestión e iniciativas llevadas a cabo desde el gobierno u oposición y, a la par, pudieran conocer la situación de su militancia. 

¿Qué herramientas podemos usar para mantenernos en contacto, más aún en tiempos de pandemia, con afiliados e integrantes de un partido político? 

De las asambleas presenciales hemos dado paso a los encuentros telemáticos por ZOOM; junto a los emails podemos enviar correos específicos, temáticos y segmentados usando, por ejemplo, MailChimp. Tampoco conviene olvidarse del SMS que, gracias a su desuso, llama la atención de quien lo recibe. Y, por último, la vía más directa y de tú a tú que tenemos son WhatsApp o Telegram. Y tú, ¿cuál usas más?